Una vez concluida la realización de un sistema de apantallamiento, la empresa Sati Shielding S.r.l. puede efectuar un ensayo del mismo midiendo directamente la inducción magnética en las áreas que han sido protegidas. La fuente puede ser de tipo artificial, como, por ejemplo, un bobinado alimentado con una corriente determinada; sin embargo, para realizar un verdadero ensayo hay que tener como punto de referencia la fuente real ya que la distribución espacial del campo magnético puede ser muy diferente. En el caso de instalaciones de apantallamiento para nuevas estructuras, hay que esperar, por tanto, a que esté lista la instalación y la puesta en servicio de la fuente.

Las mediciones se llevarán a cabo cumpliendo escrupulosamente la normativa CEI 106-27, EN 62110 que prevé, en el caso de campos considerados no uniformes, que el nivel del campo magnético en el punto de interés debe medirse a tres alturas: 0,5 m, 1,0 m y 1,5 m respecto del suelo o del nivel del suelo del edificio.

Además, dicha normativa prevé que, cerca de los aparatos de potencia o en un edificio, la medición debe realizarse a una distancia horizontal de 0,2 m respecto de la superficie, del borde o de una pared.

Para el ensayo, la empresa Sati Shielding S.r.l. utiliza sólo instrumentos certificados cuya calibración se realiza cada dos años. Sati Shielding S.r.l. puede efectuar ensayos puntuales mediante instrumentos portátiles (PMM8053 con sonda EHP50C y EP330) y controles a lo largo del tiempo mediante una estación fija autoalimentada con función de dataloggging (AMB-8057).

Una vez concluida la fase de ensayo, se redacta un informe técnico que incluye la comparación entre los valores de inducción magnética sin y con la presencia del sistema de mitigación.